Guía para NO conocer mujeres

Tradicionalmente, se ha creído que los piropos, el manosear a una mujer en espacios públicos o incluso llegar a grabarla, es algo folclórico o galante, algo que las mujeres tenemos que agradecer. Sin embargo, la realidad es que todo esto responde a un acoso
sistemático que las mujeres sufrimos en los espacios públicos desde una edad muy temprana.

Este trabajo trata de visibilizar el acoso sexual callejero que sufrimos las mujeres por el mero hecho de serlo, varias veces a lo largo de nuestra vida. Acoso al que se supone que no tenemos que responder y que nos tenemos que tomar como un halago.

Se nos ha hecho creer que cuando decimos no en realidad queremos decir sí y que tenemos que estar orgullosas

 si un hombre nos piropea por la calle cuando la realidad es que nos sentimos acosadas y vulnerables, sintiendo que solo somos cuerpos sobre los que los hombres tienen derecho a opinar.

Con la intención de criticar y visibilizar lo que realmente opinan las mujeres de esto, se ha realizado una encuesta a más de cuarenta mujeres, las cuales han expresado los sentimientos que sufren ante estas situaciones de acoso. Ninguna aceptó experimentar una emoción positiva, contradiciendo la creencia que dice que se sienten halagadas. Recopilando los sentimientos más repetidos entre esas mujeres, esta videocreación trata de representarlos mientras suena un audio en el que uno de los gurús de la seducción más famosos en Internet explica cómo supuestamente se seduce a las mujeres.

INSTAGRAM FEED

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!